lunes, 31 de diciembre de 2012

sábado, 22 de diciembre de 2012

It's Raining

Es de nuevo de noche. Y mi coraza, esa capa que me separa de tu mundo, del mundo, de los mundos, ruge brillante y me tapa el pecho, el pecho de dolor y de esperanza. Asi que me desnudo, camino desnudo por mi casa, y me miro al espejo. La tripa incipiente, los pelos que tanto me afean. Me desnudo y me miro y no me masturbo porque tengo 40 años y no me gusto a mi mismo.

Y mañana me adorareis, y querreis follarme y acostaros conmigo. Querreis que os toque los pechos desnudos y que os diga que os quiero. Pero mi coraza os va a vencer. Se que no soy un dios, que antes que yo serian otros, otros muchos que me superan en belleza, en palabras y en ganas de mostrarse desnudos. Pero aun asi os traere a mi casa y nos acostaremos y hablaremos de tristes fantasias de cuando nos casemos-

Y el mundo seguira girando despues del fin del mundo. Y nosotros seguriremos desnudos en mi cama, en tu cama, en la cama. Todos desnudos dandonos un placer que ni nos pertenece ni nos ampara.

Y sabeis que? ASI ESTA BIEN. Polvo al polvo y cenizas a las cenizas.

Estaremos muertos en nada y mientras tanto somos carne y sonrisas.

martes, 18 de diciembre de 2012

Un Mar de Nostalgia

Jugamos a encontrarnos, a perdernos, a mirarnos y a ocultarnos. Nos deslizamos boca arriba, boca abajo. Nos dolemos, nos extrañamos, nos queremos y nos olvidamos.Y entonces me abandonas, y no se si eres tu, invisible, o soy yo, siempre ciego. Y no me importa si me duele, es diciembre y duele tanto.

Y entonces pasan 3000 dias. Con sus nubes, con sus noches. Y te busco, no te encuentro. Te oculto y te enseño. Y me hiero, y me mato. Me tiro de cabeza a tus aguas, a tu encanto. Y te busco, no te encuentro. Te quiero, no, te amo. Y me mato, y me hiero, y me hablo y me engaño. Me repito que no existes y te busco por tu barrio, por mi barrio, por la luna, por el campo. Y tu faltas, y te escondes y te mueres y no vuelves.

Me quedo muy muy quieto. Me oculto, y me tapo. Me destrozo, me emborracho. Y me miras, desde lo alto. Y quiza el Año Nuevo, con sus uvas, con sus cantos me traiga un viento, de sonrisas y de espanto, de aquello que mas amo y de polvo de desgarro. Ya no escribo, bajo el fango.

Y ya no soy aquel que quisiste, sin encantos. Sin embozos, sin descansos. Con tus besos, con talentos, con miradas y con viento. Soy la luna, soy el llanto, soy tu imagen mas doliente, soy la lluvia que no empapa. Soy muñeco sin papeles, soy destrozo, soy basura, soy muy malo, pero lloro. Lloro por marcharte, por perderte, por mi vida. Por mi vida, que no existe, por mis exitos, por mis llantos. Por tu imagen, por tus dientes, por tu pecho, flor de campo, sol de luz, luna de noche.....ya no existo, me completas, si tu faltas ya no vivo, porque sueño, porque sueño no respiro, sin respiro ya no hay luna, el mundo es noche, mis lamentos.

Ya no existes. Yo te llamo.

In Memoriam PMF 1976-2004

domingo, 16 de septiembre de 2012

Cuando fuimos los mejores.....

http://youtu.be/wxOY-EZa86c

http://www.youtube.com/watch?v=wxOY-EZa86c&feature=share&list=UU47WTdtNVm7uXgJ3v1-E2QA

Asi...

viernes, 16 de marzo de 2012

Radio Bruce

Mañana,sábado 17 de marzo,  a eso de las 19.00 de la tarde y en directo desde los estudios de Onda Latina, y junto a algunos invitados muy especiales (músicos y periodistas) y mi queridisimo Adolfo Sanchez, tendremos un programa especial de Música Cósmica dedicado al nuevo album y gira de Bruce Springsteen.

Nos oimos.

miércoles, 29 de febrero de 2012

Amen

Escucho a Leonard Cohen decir Amen sentado en mi cubiculo laboral, el sitio donde pierdo mi vida haciendo aquello que no quiero hacer y pensando en todas las cosas que haría de no ser porque tengo que hacer tantas cosas que no sirven para nada.

Y un compañero bajito, gafotas (no tomarlo a mal, yo soy gafotas), con voz de pito y fondón, siempre dispuesto a trepar un escalón mas de camino a una infelicidad laboral enorme pero bien remunerada, se me acerca y me dice: "¿De verdad te has ido a vivir con tu novia? Estás loco, si yo no estuviera casado y con un niño, viviría solo en el centro y me estaría follando a medio Madrid". Se aleja ufano. Yo me río en silencio y me quedo callado. Quizá todos esos esfuerzos y humillaciones que asumimos entre todos no son mas que el lado oscuro de "follarse a medio Madrid". Señor Freud, libranos de nuestros males.

Después, me acuerdo del caos que entre los dos hemos organizado en mi casa. Recuerdo al chico triste y solo, dispuesto a fustigarse eternamente con un dolor penitencial que seguramente no merecía. Lo único que te enseña la vida con los años es que no eres culpable de seguir vivo. Y me miro al espejo, hoy me he encontrado una cana en el entrecejo. Era dificil verla, porque estaba debajo de la arruga que lo marca.

Me he mirado al espejo y mas allá de las canas, las arrugas y los baches, estoy vivo. Vivo y feliz. El invierno se acaba y esta primavera me huele a vida. Quizá adelgace cuatro o cinco kilos, salga alguna tarde en la bici a pasear. Me gusta la temporada que se nos viene encima.

Desde mi ventana aquí se ven las nubes y hoy es solo 29 de febrero. Hay cosas que solo suceden una vez cada cuatro años. Por primera vez en muchos años, prefiero los ratos acompañado a los ratos solo.

Las mejores cosas de la vida son las que no te esperas.

miércoles, 22 de febrero de 2012

La Vanguardia de los Viejos Tiempos

Hubo un tiempo (o eso nos cuenta la leyenda) en el que las eternas carreteras de América bullían de vagabundos aferrados a una guitarra, dedicados al eterno vagar de un sitio a otro y poniendo su alma en una canción de tres acordes, dispuestos a ser cronistas del fracaso del sueño americano. De aquellos tiempos, en los que un tipo llamado Woody Guthrie lucía una guitarra que aseguraba matar fascistas, surgió un cancionero eterno y popular que mostraba un mundo en descomposición, perdido y ofuscado en la mas grave crisis económica que el mundo hasta entonces había conocido. La vida y la muerte solo costaban unos pocos doláres y un ser humano valía lo que era capaz de producir, si tenía la suerte de encontrar donde hacerlo.

De aquello han pasado mas de ochenta años. Y como aseguraba alguien, la historia se repite a si misma tristemente. Vivimos tiempos similares, y con todas nuestras redes sociales, nuestros informativos actualizados al minuto y nuestros dispositivos móviles de última generación no hemos sido capaces de evitar que nos gasten la misma broma.

Es en ese contexto, en medio de un sombrío 2012, donde aparece el nuevo album de Bruce Springsteen. El millonario americano, aun convencido de ser la voz heredera de Guthrie, se lanza a un sorprendente y maravilloso ejercicio donde reinvidica la voz del hombre de la calle, la música de los callejones y el arrojo de la conciencia de clase. Country, irish music, gospel e incluso rap, todo vale a un Springsteen aguerrido como nunca para trenzar un fresco sobre el estado de las cosas que no dejará indiferente a nadie. Lo amas o lo odias. El de New Jersey, salvo en su previo y domesticado Working on a Dream nunca fue un hombre de medias tintas. No contento con eso, reviste al conjunto con un barniz de modernidad utilizando beats pregrabados y loops para imbuir a la mezcla resultante de un aire de modernidad insólito. Y sorprendentemente, en medio de todo ese batiburrillo sale mas que airoso, triunfante.

Desde el arranque con We Take Care Of Our Own, mucho mas apetecible colocado en el contexto del resto del album que como single inicial, donde establece las preguntas iniciales sobre lo escasamente que nos cuidamos los unos a los otros hasta la escalofriante rememoración del espiritu de Johnny Cash (no podía faltar a la fiesta) que cierra el album en We Are Alive, paseamos por un cancionero inspirado y reivindicativo. El album claramente se divide en dos partes: una primera amarga y protestona, que pasa de la tristeza de Jack Of All Trades, dedicado a todas esas almas perdidas e infrapagadas que hacen que nuestro primer mundo funcione a base de salarios mínimos y sacrificios (versos centrales del album: "Aguantamos la sequía / ahora aguantaremos la inundación...[..].... Si tuviese un arma / encontraría a esos bastardos  y los dispararía"  hasta la llamada a las armas de Death To My Hometown (quiero alistarme en las filas del ejercito del pueblo!!) todo es rabia y desesperación, puntuada por algunos temas musicalmente alegres pero liricamente amargos.

La segunda mitad se ocupa de la esperanza en que un mundo mejor está por venir, con el sensacional Wrecking Ball, donde Bruce parece querer decirnos que si, que si quiere podría seguir escribiendo himnos para la E Street Band si así lo desease. Mucho mas centrado alrededor del gospel, el final del disco alterna temas sorprendentes (Rocky Ground, que incluye un rapeado y muchos aires de modernidad o una extraña y emocionante versión de Land Of Hope And Dreams, tema ya conocido de sus conciertos que raya a gran altura con el solo póstumo del desaparecido Clarence Clemons). La ya mencionada We Are Alive cierra un disco soberbio, reinvindicando la vigencia y el espíritu de los muchos muertos en la lucha por los mismos derechos que ahora están amenazados, quizá de forma definitiva.

Y así, poco a poco, el disco reconstruye el concepto de música del trabajador y para el trabajador. Hay quien dice que es un enorme ejercicio de hipocresía, ningún Jack Of All Trades se podrá permitir ir a un concierto de Springsteen este año al precio de las entradas. Tremenda paradoja.

Y sin embargo, esta es música del pueblo y para el pueblo. Es música de lucha para la lucha. Y en los tiempos que vivimos, toda lucha es poca. Así que no queda mas que agradecerselo. El americano no tendría por qué meterse en estos follones, asi que uno prefiere pensar en que hay cierta dignidad en ser una estrella menguante de 62 años y que todo esta diatriba le sale del corazón. Es difícil pensar en alguien mas que pueda dedicar canciones a trenes que nos llevan a todos juntos en busca de una tierra mejor y no sonar gastado, hortera o directamente cursi. Bruce lo hace y sale victorioso.

Son tiempos tristes. Y quizá sea el ejercicio de cinismo mas grande que se ha practicado, pero Bruce Springsteen, el millonario aislado en lo alto de la casa de la montaña ha dicho lo que todos deberíamos estar gritando.

Y cuando se dice la verdad, no importa quien la diga, porque no deja de ser verdad.