lunes, 31 de octubre de 2005

Dos Miradas

Nuevas (y preciosas) fotos en Zeitz & Jota. Cada día me gusta mas llevar la cámara a todas partes. Y traerme a casa lo que veo.

suena: Richard Hawley - The Ocean

viernes, 28 de octubre de 2005

Rain

Cae la lluvia sobre mi y recuerdo tus palabras: "...hoy me ha llovido encima y me he permitido soñar que eran tus besos..". Por la mañana, me despierto llorando desesperado. Porque sueño con el dolor con el que vivo. Y al despertar, vuelvo a vivirlo. Ni en el sueño hay ya sosiego.

Y hablo con la gente, y todos me dicen: "Te veo mejor...me admira tu entereza". Y despues me marcho a mi casa, yo solo, y me revuelco por los rincones de mi mismo, mi corazón lleno de espinas y mis ojos de agujas. Y me gusta ser desgraciado por ti, lo reconozco.

Cuando el corazón habla, callan las palabras. No hay nada mas triste que una isla sin árbol.

suena: Marah - Pizzeria

jueves, 27 de octubre de 2005

Dolor

Ayer por la mañana tuve un cólico de riñón. Me levanté con dolor intenso en el costado y elegí irme al hospital antes que a trabajar. En dos horas ya estaba de alta, aunque el pequeño cálculo que causó el problema sigue aquí conmigo.

Lo que mas me sorprendió de todo es lo poco que me molestó o preocupó el intenso dolor físico.

suena: The Waterboys - A Pagan Place

lunes, 24 de octubre de 2005

Luz

Hoy he visto la luz del futuro en los ojos de la criatura mas preciosa que podais imaginar. El hijo de mi amigo/hermano Roberto y su mujer Sonia.

El bebé es un trozo de cielo bajado a la tierra. Ojos silenciosos que observan todo, ajenos a la dureza y la maldad de este mundo. Y unas manos que se mueven queriendo agarrar un futuro que estoy convencido será magnífico. Podría estar horas observando a este niño.

Enhorabuena queridos.

suena: Frank Black - Sing For Joy

Boicot

Hoy alguién me ha mandado uno de esos correos donde se detallan una lista de productos catalanes, llamando a su boicoteo como consecuencia del asunto del Estatut. Pura demagogia barata para aprovechar miedos e incultura.

Y yo me he quedado pensando en la cantidad de compañías que dañan el medio ambiente, se aprovechan de la pobreza, fuerzan leyes a su medida, subcontratan sus servicios en paises del tercer mundo favoreciendo los horarios laborales en regimen de semiesclavitud, deforestan el amazonas y mil cosas mas. Y a nadie le preocupa, o eso parece.

Por mi parte, después de un magnífico fin de semana en Cataluña, puedo decir que yo también soy catalán.

Gracias hermanos.

miércoles, 19 de octubre de 2005

Haro

Hoy ha muerto mi admirado Haro Tecglen. Un personaje con luces y sombras, como todos y cada uno de nosotros, pero al que tenía un enorme cariño. Se me va a hacer raro abrir El País y no encontrar su columna esperándome.

Gracias, Eduardo.

lunes, 17 de octubre de 2005

Depresión y Tristeza

La depresión es una especie de enfermedad, que algún día se acaba curando, en base a varios factores. Una especie de deformación en tu percepción de las cosas, de manera que no eres capaz de ver la realidad tal y como es, sino como quieres verla. La depresión es la negación del optimismo. Siempre nos dicen que la depresión es un estado mas o menos permanente de tristeza.

La tristeza, por contra, no es una enfermedad. Es un atributo, algo que se pega a tus huesos y se queda ahí para toda la vida, esperando cualquier ocasión para saltarte al cuello y estrangularte durante un rato. La tristeza te intenta convencer de que te quieres morir y cuando parece que no queda otra alternativa, entonces te libera. Hasta la próxima. La tristeza NO es una manera de ver las cosas, es una manera de sentir, inherente a lo que eres y a lo que te ha pasado.

Yo hasta hace poco pensaba que tenía una depresión, pero lo que llevo dentro se llama tristeza.

Forever.

suena: Calexico - Minas de Cobre

miércoles, 12 de octubre de 2005

Hace Tres Años

Han pasado tres años desde aquel día. Pero lo recuerdo todo como si hubiese sucedido ayer. Quizá sea por haberlo revivido tantas veces, quizá por haber sido una jornada tan especial, pero las memorias están tan frescas como la lluvia que ahora empapa mi ventana.

Nos conocimos por un correo electrónico, un simple y cotidiano intercambio de información sin demasiada importancia. Y sin embargo, de extraña manera, aquellas letras rosas me hicieron sentir extraño. Intuí que algo había detrás de ellas....asi que yo contesté, y entonces ella contestó y mas letras rosas llevaron a mas mensajes. Y en solo un par de semanas habíamos hablado de todo lo visible. Y también de lo invisible. Y ella me contaba su vida y sus sueños y yo, yo le contaba mis miedos. Porque yo era todo miedo por aquel entonces. Así que finalmente decidimos conocernos en persona.

Llegó el 12 de octubre de 2002, fecha elegida para comprobar si todo aquello que parecíamos sentir era real o no. Creo que a mi no me hacía falta, amaba a aquella personita sin conocerla y de manera involuntaria era consciente de que ese día empezaba el resto de mi vida. Esperando en la estación, nervioso como nunca lo había estado...hasta que de repente y sin tardanzas, una enorme sonrisa de pelo rizado y el olor mas dulce del mundo se arrojó en mis brazos, temblando, temblando. Creo que ya he hablado alguna vez de aquel tembloroso abrazo, no tengo ni idea de cuanto duró, se que fue mucho, pareció de horas. Nos abrazamos mientras la gente abanadonaba el andén y yo pensaba en como era posible que todos aquellos extraños que nos rodeaban y que no reparaban en nosotros pudieran ignorar el mágico suceso que estaba pasando ante sus ojos: dos transformados en uno, para siempre. Porque así lo sentí entonces y asi lo siento ahora.

La siguiente imagen me trae dolor: ella entrando en mi casa. A veces me pregunto si al ver el salón ella intuyó que su vida iba a acabar aquí, en estas cuatro paredes desde las que escribo estas líneas. Ella era tan intuitiva que me imagino que de alguna manera lo supo. Mil veces me he preguntado si hubiesemos podido cambiar nuestro triste destino, quizá no entrando jamás en este salón. Y no tengo respuesta, la vida le espera a uno y no te das cuenta hasta que no llegas a la cita.

Pero algo si sé: aun a sabiendas de todo el dolor y la nostalgía, volvería a vivir cada momento con ella. Cambiaría un minuto con ella por toda una vida de este dolor que aun hoy, a diez meses vista de la tragedia no me deja respirar.

Paseamos por mi barrio, abrazados, de la mano. Solo disfrutando del sueño, del sueño hecho realidad de tenernos el uno al otro. Y supe que ella se sentía como yo, como cuando llegas a casa despues de la lluvia, protegida, cuidada, cómoda. Nos hicimos mil promesas durante la comida, una mariscada que en tres horas apenas tocamos ninguno de los dos, pues no había tiempo para no mirarnos, para centrarnos en comer. Nos dió igual dejar todo aquello allí. Desde entonces cada año en nuestro aniversario visitamos aquella marisquería. Incluso hoy he intentado ir yo solo, em homenaje a nuestra pareja, pero en la puerta he preferido no entrar: sin ella no puedo, demasiado dolor me ahogaba.

La tarde transcurrió tranquila entre caricias y ternura. Mucha mucha mucha ternura. Recuerdo aquellas horas de manera suave, como en esas peliculas llenas de campos de cereales, sol y música tranquila. Recuerdo imaginar proyectos de vida, hablamos de casarnos, de compartir hijos, de vivir juntos. Hacía siete horas que nos conocíamos, pero los dos habíamos realizado ya la elección: una vida juntos, eso es lo que elegimos libremente, como ella misma dijo.

Al día siguiente por la mañana, enfrente de mi casa, ella se encontró por casualidad con alguien que había conocido ni mas ni menos que en Panamá un año antes. Una de esas cosas con las que la vida te sorprende de vez en cuando. No me pregunteis como era aquella persona: yo no podía hacer otra cosa que observarla a ella. Mirarla, mirarla, mirarla. Quería memorizar cada uno de sus rizos, de sus sonrisas, aprenderme de memoria el contorno de sus manos, el perfil de su nariz, el sabor de su piel. Quería mantener ese momento fresco en la memoría porque allí de pie es cuando definitivamente me dí cuenta de que esa persona me había cambiado la vida. En solo un día era capaz de ver y sentir cosas que nunca en toda mi vida había sentido y visto. Así que lo conseguí, lo recuerdo todo como si hubiese sucedido hace un minuto. Me sorprende esa capacidad, pero supongo que todos la tenemos.

Por la tarde, nos tuvimos que despedir, ella volvía a su vida, a su trabajo y yo al mío. Vi marchar aquel tren y me quedé sentado en el coche mirando la tarde y a la gente volver a Madrid después de un fin de semana fuera. Contando ya los minutos que quedaban para volverla a ver, en solo cuatro eternos días. Y entonces, entonces fue cuando me di cuenta de que yo también había vuelto a casa.

Así que me cambié de andén, me metí en un tren y zarpé hacia el resto de mi vida. El resto es ya historia, historia que todos conoceis. La historia mas bella jamás contada.

Sé que suena cursi y manido pero el amor triunfa sobre la muerte. Siempre. Nuestro amor va mucho mas lejos que la distancia que nos separa. Y es un lazo que ni el dolor, ni el tiempo puede romper.

Ya lo dijimos antes de separarnos aquella tarde soleada de otoño: siempre juntos.

suena: Clem Snide - Something Beautiful

martes, 11 de octubre de 2005

domingo, 9 de octubre de 2005

Estrellas

El problema fundamental es encontrarse a uno mismo. Cuando pierdes a alguien, es como si te perdieses tu mismo. No sabes distinguir tu mano derecha de la izquierda. Ya no te queda lado de la cama, ni siquiera tu coche es lo mismo que antes.

De la misma manera, buscas por dentro tuyo y no hay nada. Una especie de gran vacío, tus opiniones cambian, tus gustos cambian. Mas que cambiar, quizá lo que hacen es desaparecer. Apatía es la palabra. Te cuesta indignarte, enfadarte o alegrarte.

Si, supongo que encontrarse de nuevo es lo mas complicado.

viernes, 7 de octubre de 2005

South Park

Hace cosa de año y medio, Patricia me transformó en un personaje de South Park. Hoy buscando otras cosas he encontrado el archivo y me apetece compartirlo con vosotros. Patri era genial. Y ella en South Park me imaginaba así:


Mas guapo que en persona, debo decir. Ella decía que "ha quedado muy rico..."

Que mona era....

suena: Mercury Rev - Hercules

miércoles, 5 de octubre de 2005

Política

La política sin Aznar en la tele cada dos segundos se me ha vuelto aburrida. Ahora no hay nadie a quien odiar visceralmente, alguien que cada mañana consiga que te despiertes del todo al oir un exabrupto en la radio. Todos los días llego tarde a trabajar, antes era oir eso de "yo le aseguro que en Irak hay armas de destrucción masiva" y estaba en pie echando humo por las orejas inmediatamente.

Alguno me direis: "Rajoy es odiable". Y os diré que no os lo creeis ni vosotros.

Primero porque no resulta creible ni cuando se enfada. Siempre parece que esté pensando: "...voy a poner cara de malo, como Jose Mari.." pero cuanto mas indignado intenta parecer menos miedo da. Escalofríos me entran recordando la mirada torva de Chemari y esa sonrisa (por llamarle algo a ese gesto avinagrado) sibilina.

Segundo, Rajoy me enternece: ¿no resulta casi trágica su historia? Protestando contra el matrimonio homosexual cuando es patente que le gusta mas la carne que el pescado. Debe ser un profundo drama personal del que algún día alguién debería escribir un libro. Mariano Blues, propongo que se llame.

Y eso me lleva al tercer punto: ¿ a quien le puede atemorizar un tipo con barba y chaqueta cruzada que se llama Mariano? Si parece un tío lejano en tu primera comunión, a punto de regalarte un microscopio o un reloj. El único miedo es que al darte un beso la barba le huela a puro y te atufe.

Así que me tengo que entretener recordando a los mas furibundos opositores de la nueva ley del matrimonio homo que en nuestro pais las parejas del mismo sexo se pueden casar.

Chincha rabia.

suena: Pearl Jam - Off He Goes

martes, 4 de octubre de 2005

Recuerdo

Hoy llevo todo el día pensando que soñaba con volver a casa un día y que las dos (Patri y Aliena) viniesen corriendo a la puerta a darme un beso. Yo les preguntaría:

- ¿Qué han hecho mis nenitas hoy?

Y ellas se pasarían media hora parloteando y contandome mil cosas con sus voces dulces. Y mientras yo solo escucharía, muy callado y contento.

Mierda.

suena: Waterboys - Good Man Gone

lunes, 3 de octubre de 2005

Azul

A veces me veo reflejado en los cristales del metro y ya no me reconozco. Es como si me hubiese transformado en alguien diferente, mas delgado y posiblemente mas guapo. Pero no soy yo, esa imagen extraña no me dice nada, no guarda ningún parecido con lo que me gustaría ser.

Supongo que debería reconciliarme conmigo mismo, perdonarme el hecho de seguir vivo. Perdonarme mis ocasionales risas. Aunque exteriormente tengo buen aspecto, el delicado equilibrio entre la luz y la sombra dentro de mi, puede romperse en cualquier momento. De hecho, se rompe continuamente. Equilibrio inestable, eso es.

Ayer ví Azul una vez mas. Y me escalofría esa escena en la que Julie, el personaje que interpreta Juliette Binoche, se frota los nudillos hasta la sangre contra un muro de piedra arrasada por el dolor.

Lo comprendo muy bien, porque llevo diez meses rozandome los nudillos con la pared.

suena: BSO Azul - Funeral

domingo, 2 de octubre de 2005

El Chico Solo

Pensemos en un chico solo. Quizá no es un chico, a lo mejor ya está en esa edad en la que te empiezan a llamar hombre. Pero él se sigue viendo como solo un chico. Siempre le ha costado crecer, a este chico.

El chico se sienta en una acera de una calle cualquiera una noche de sábado de principios de otoño y bebe cerveza. Es una situación como para sentirse meláncolico, allí en soledad, cerveza y música en su MP3. Escucha viejos temas de rock y se siente un poco aislado: es sábado noche y no ha salido. Ni siquiera va a hacerlo. La verdad es que no tiene nada de ganas de hacerlo, solo quiere quedarse en esa acera sentado, dejandose mecer por la brisa otoñal que empieza a enfriar siquiera minimamente la monstruosa ciudad en la que vive.

Su vida ha sido feliz. Muy feliz. Hasta que un suceso horrible la destrozo y le enseñó que el dolor existe y que te parte por la mitad. Desde que tal suceso ocurrió, el chico solo se ha debatido entre el dolor, el horror de la muerte y las ganas de vivir que a todos nos laten en el corazón aun en la peor de las situaciones. Y en esas sigue.

Habrá muchas mas noches de sábado solitarias para este chico. Incluso esta misma soledad es elegida por él en ocasiones, un mero medio de evadirse de si mismo y de los demás. Pero de momento, creo que lo mejor es que dejemos al chico solo allí sentado, en una fría acera, bebiendo cerveza tibia y silbando entre dientes canciones que ya no significan lo mismo que la primera vez que las escuchó, hace ya muchos años.

He's singing, singing, siiingiing......

suena: Bruce Springsteen - NYC Serenade