jueves, 31 de enero de 2008

Pequeñín

Era un niño un poco miedoso. Los niños normalmente tienen miedo a la oscuridad, los fantasmas, las piedras o los extraños. Creo, pero no estoy seguro: hace tanto que no me relaciono habitualmente con niños que se me ha olvidado lo que hacen. Pero yo no tenía nunca miedo de esas cosas. Los fantasmas eran seres interesantes y dignos de estudiarse. Yo recorría los pasillos oscuros muy lentamente, esperando tener la suerte de encontrarme un fantasma. Nunca lo conseguí.

Yo tenía miedo de los niños. Iba a un colegio donde no eran especialmente crueles, o eso creo, pero me aterrorizaban los demás. Estaba el pequeño Luis Miguel, un canijo con una mala hostia pertinaz que nos atizaba a todos sin hacer distinciones de edad ni tamaño. En ese sentido, fue el primer demócrata que conocí: no sacudía a todos sin distinción. Y eso que era el mas pequeñajo (después de mi). Estaban los futboleros, una pandilla de consumados delanteros goleadores que consideraban escoria a cualquiera que no fuese capaz de manejar el balón con soltura. Yo nunca fui capaz de jugar bien al fútbol.


Yo tenía gafas, gafotas, gafotas, gafotas, empollón. No era acusica. No por un sentido del honor arraigado o una discreción sobresaliente, que va. No era acusica porque me daba miedo que me atacasen por chivato. Me daban miedo los demás.

Cualquier pelea la perdía sin remedio: jamás tuve la suficiente mala leche para darle a alguien un buen golpe en la cara o en los huevos. No podía. Aún en las situaciones mas límite era incapaz de pegar a nadie.

Con el tiempo me hice mayor, alto, fornido, atletico quizá. Nunca pude pegar a nadie igualmente, aunque quizá por físico habría sido mi turno. Ademas, albricias, era ROCKER. Tupé, pinta de macarra, sonrisa peligrosa. El enemigo público número uno. Mas inofensivo. Pero a los desconocidos les intimidaba mi aspecto. Que se yo. Gustaba a algunas chicas, y eso a los 14 años importa mucho mas que saber de futbol.

Ahora no soy rocker, no soy atletico, no soy bajito, no soy alto, no soy gafotas, no soy valiente. Visto como uno mas, en los bares nunca me miran las chicas (casi nunca) y mis amigos han cambiado. A veces tengo la sensación de que ahora vivo la vida para que me llevo preparando desde que era pequeño.

Y sin embargo, sigo teniendo miedo al conflicto y a hacer daño a los demás. Por eso, lo que mas me gusta de todo es hacer reir. Que se rían de lo que hago o de lo que me pasa y como lo cuento. Quiero pasarmelo bien. Muy bien. Me lo voy a pasar muy bien.

Que sigan dando vuelta las agujas del reloj, que pienso correr mas que ellas.

suena: Luna - Ride Into The Sun

miércoles, 30 de enero de 2008

Abstención

Me prometen. Bajada de impuestos, 400 euros, mas leyes, menos leyes, mejores carreteras, menos coches, mas cultura, menos peliculas. Me prometen de todo. Y me cansan con todo.

A los unos no los soporto, el mero pensamiento de ministros valencianos con pinta y ademanes de mafioso, o de ministros paisanos mios con cara de meapilas y alma de salteador de caminos, ennegrecidos por la mentira, el desdén y el franquismo, me hace sentirme enfermo. Antes me cortaría la mano que votarles.

Los otros nunca me han entusiasmado. Llevan el nombre de la corriente que se supone que me representa y sin embargo están tan lejos de mi como puedan estarlo. Imaginarme a políticos toledanos meapilas y derechosos o a salmantinos mediocres y mas bien mentirosillos me subleva. No con mi voto. No con mi voto. No puedo votar a un partido que presenta como activos a según que gente, no puedo. Por mucho que me haya encantado la cara de gilipollas que se les ha quedado a los obispos con algunas medidas, o lo que me diviertan los gritos airados de algunos señorones que me rodean...no puedo votarles.

¿Por qué yo (y muchos de los que me rodean) nunca tenemos a nadie a quien votar? ¿Por qué? Desde aquí propongo que se instaure el voto negativo: un voto que sirva para quitar votos a un partido, pero no dárselo a otro.

Pero total, da igual. La derecha siempre mandará en este andrajo de pais.

suena: Marah - Angels Of Destruction

martes, 29 de enero de 2008

Hairy Ladies




Mas aquí. Muchas gracias, Bernie!!

Morir y Morir

Cuesta tanto acostumbrarse que parece que nunca lo conseguirás. Todo duele, siempre, todo duele. Y de repente, un día, cuatro personajes de tira de humor consiguen que las brumas que empañan tu horizonte se transformen en vapor de agua, o quizá en polvo de extintor. No se sabe por qué sucede. Pero sucede.

Así que te das cuenta de la gran comedia, te das cuenta de lo tonto que a veces eres. No te encuentras bien con muchas cosas. Bueno, ¿y qué? No hay que ser tan llorón. Lo mejor es apretar los dientes y seguir adelante. Si es posible riete de la cara de idiota de tu enemigo. Y si no, intenta no verla demasiado.

Gracias chicos. Todo está bien.

viernes, 25 de enero de 2008

I've Been Riding With The Ghost

Un tema que me ronda por la cabeza desde hace ya unos cuantos días. Impresionante.



suena: Magnolia Electric Co - I've Been Riding With The Ghost

jueves, 24 de enero de 2008

Walk, Don't Run

Cuando las cosas se ponían feas, solía refugiarme en determinadas cosas: la música, la soledad, el sol, los paseos, la soledad, la soledad, la soledad....hasta que la soledad se transformó en el origen del problema y entonces dejé de saber que tenia que hacer. Curiosa situación, cuando las soluciones se transforman en problemas.

Mi generación ha transformado las lágrimas en estética y el dolor con barba en tendencia de moda. Y yo soy pleno miembro de mi generación. He llevado el complejo de Peter Pan a la categoría de arte, he dibujado monigotes en una ventana empañada cuando fuera hacía mucho Sol. Y aquí sigo, sin ir atrás ni adelante, sin disfrute ni congoja, sin chicha y sin limonada.

Dicen que el tiempo lo cura todo. Pero yo me he levantado esta mañana pensando en las heridas del tiempo y en decir adios, adios, adios, adios...

suena: Bruce Springsteen - The Ties That Bind

miércoles, 23 de enero de 2008

Something Weird

No tengo ni idea que me pasa. Ni idea. Despues del subidón de euforia del concierto del sábado, de tantos días liados, del anuncio de nuevos conciertos en las próximas semanas (tocaremos en directo en febrero, marzo, abril y mayo como mínimo)....me he caido. Con todo el equipo.

Melancolía. Apenas escucho canciones, no puedo leer, no puedo concentrarme. No estoy feliz. No
tengo ganas de nada. En estas últimas dos y extrañas noches o bien no he podido dormir NADA o he dormido 11 horas de un tirón, levantándome muy cansado y sintiendome bajo de moral. Solo quiero dormir, no me quiero despertar.

He pensado en dejar Hairy Ladies. Tengo 35 años, cerca de 36. No debería estar haciendo estas cosas. Debería estar haciendo lo que sea que hay que hacer a mi edad. El problema es que ni siquiera se que es mi edad ni si se hacer lo que se supone que debo hacer. Tampoco se si hay algo que se supongo que debo hacer. No se nada.

Quizá lo mejor sería dejar que los muchachos siguieran adelante y echarme a un lado. Me sentí mayor en el concierto. Delante mío, había una, dos, quince, veinte chicas de 22 años....y yo me sentía extraño allí subido, con una guitarra y bailando. Como si no estuviese donde tenía que estar. Todos mis amigos tienen hijos, hijas, obligaciones. Ni siquiera pudo venir ninguno a verme.

Yo no. Tengo algunos recuerdos dulces, algunos proyectos de futuro hermosos. Y me sigo comportando como si fuese a tener 25 años siempre. Hace diez ya que no los tengo.

Quiero escribir canciones que signifiquen cosas: con letras feas y perturbadoras, que me revuelvan el estómago y me pongan los pelos de punta. Quiero defender las cosas en las que creo, que diablos, quiero tener claro en que creo...y no llego. No llego a nada. Soy un fracasado escritor, un fracasado cantante, un fracasado guitarrista, un fracasado informático, un fracasado fisico, un fracasado lector, un fracasado crítico.....blah blah blah. Eso es lo mío.

A veces, en serio, no me soporto. Soplan vientos que me recuerdan como me sentía hace algunos años. Quizá sea el momento de volver a buscarme como entonces.

Solo quiero sentarme y pensar. O mejor aun, tumbarme a dormir.

suena: nada (ni ganas....)

lunes, 21 de enero de 2008

domingo, 13 de enero de 2008

The World I Lost

Este próximo sábado, 19 de enero de 2008, en la Sala La Leyenda (C/San Bernardino, 8 MADRID) a partir de las 21.00 de la noche actuaremos los Hairy Ladies acompañados del músico madrileño Jesús Sangui. El local está muy cerca de Plaza España o Noviciado ( aquí podeis encontrar un mapa)

El local tiene un aforo limitado y la entrada es libre, asi pues os recomiendo a los que no quereis perderos el evento que intenteis llegar a tiempo, pues cuando se complete el aforo lo mas posible es que ya no se pueda acceder.

Esperamos veros a todos por allí y que os guste el concierto.



Sangui y Hairy Ladies en MySpace
www.myspace.com/hairyladies
www.myspace.com/jesussangui

Vídeos Sangui
http://youtube.com/watch?v=jJe8kXZpPtQ
http://youtube.com/watch?v=VezWTzhzu-4

Vídeos Hairy Ladies
http://youtube.com/watch?v=5TiutV8FdLE
http://youtube.com/watch?v=Ng4U-i7fIOU
http://youtube.com/watch?v=cr8FI4yJxzk

(Gracias a K por el vídeo)
suena:Hairy Ladies- The world I Lost

viernes, 11 de enero de 2008

El Himno

Ya se sabe que estas cosas tienen un aroma a naftalina desde su misma concepción. Algo tan estúpido y pasado de moda como un himno no puede ser ni moderno, ni divertido, ni bonito. Pero, la verdad, desayunarse con cosas como "Viva España, cantemos todos juntos con distinta voz y un solo corazón" o "Ama a la patria (la minúscula es mía) pues sabe abrazar, bajo su cielo azul, pueblos en libertad" es capaz de amargarle el día a cualquiera.

Parece ser que el fin de toda esta estupidez es que nuestros aguerridos deportistas tengan algo que cantar cuando triunfen en las Olimpiadas o los Mundiales. Que bonita imagen, todos ciñéndose el corazón y trinando melodiosos consejos sobre el amor a la patria (insisto, la minuscula es mía) o el gozoso canto unido de un pueblo que vive en paz.

A servidor, que todo esto le apesta a totalitarismo, le da nauseas la imagen. El único himno de España que yo he cantado es el que practicábamos de pequeños sin ni siquiera saber que quería decir: "Franco, Franco, tenía el culo blanco porque su mujer, lo lava con ariel..." Confieso que la poderosa imagen de Carmencita Polo aplicándole una lavativa de Ariel a un boquiabierto Paquito Franco es mucho mas molona que la de todos los españoles "cantando juntos con un solo corazón". Yo por mi parte, de natural anarcoindividualista, prefiero, siempre y cuando sea posible, mantener mi propia voz y ya de paso lo mismo con el resto de vísceras. Por si las moscas, no sea que la sagrada e indisoluble unidad de Ejjpañaaa se haga pedazos y se parta mi pobrecito corazón en tantos pedazos como regiones componen Ejjpaña (como díría el superfachoso Bono).

Y para culminar el pastel, me entero de que en todo esto se encuentra involucrada la SGAE: ¿tendrán que pagarle canón a Ramoncín los afamados Casillas o Gasol cuando canten el himno? ¿Deberá aflojar la mosca el rey de Ejjpaña cuando lo murmure contrito en ceremonias castrenses? Preguntas sin duda importantes que se resolveran en las próximas semanas.

Entre tanto, os dejo con un himno de verdad para que os desintoxiqueis de tanto nacionalismo.



suena: Ramones- Teenage Lobotomy

jueves, 10 de enero de 2008

Racing In The Street

Hace menos de un mes, en una fría noche londinense........



suena: Bruce Springsteen - Racing In The Street

miércoles, 9 de enero de 2008

DeVotchKa

Hoy todavia no he vivido. Si, llevo despierto desde la siete de la mañana, hora en la que la voz con la que habitualmente despierto me ha anunciado que Hillary ha ganado en New Hampshire. Pero todavía no he vivido. De momento solo he trabajado.

Y en este momento, para mi, trabajar y vivir están tan disociados que son mutuamente excluyentes. Se cual es el problema: hago todo tan a medio gas y con tanta desgana y aburrimiento que es imposible que me interese. Pero no puedo solucionarlo. De siempre me ha costado concentrarme: ahora tengo un verdadero problema.

Pero me marcho: y a vivir. Ensayo y concierto de DeVotchKa. Al menos por un rato, me olvidaré de que no vivo en la montaña dorada a la que quería ir.

Buenas tardes a los cuatro gatos que aun pasais por aquí. Aprecio que aun esteis.


suena: DeVotchKa - How It Ends

viernes, 4 de enero de 2008

Regalos

La música ya no suena como debería. Persiguiendo mercados, dispositivos, tonos y demás morralla hemos conseguido llegar a un sitio donde la calidad que percibimos y compramos es inversamente proporcional a las posibilidades técnicas con las que contamos. Es casi hilarante. Ahora todo es una especie de neón siempre brillante y cegador, llama tu atención en un primer momento, pero es poco sutil.

Y así, suena mejor cualquier disco grabado en analógico en los años 60 que lo que se produce hoy en los fríos territorios digitales. No me entendais mal, no soy de esos que demonizan a la tecnología, mas bien al contrario. No es el formato ni el medio el culpable. Es la manera de utilizarlos.

Y en el fondo, no es demasiado extraño. Tenemos todos demasiada prisa como para prestar atención a algo que ni nos grite ni brille. Asi que hoy solo importa el volumen.

Mas información, en la pelicula.




suena: Lucero - She Wakes When She Dreams

miércoles, 2 de enero de 2008

CV II v. 1

Resulta que estamos en 2008, nada mas y nada menos.

Cuando era mas joven, quizá con 15 años o algo así, pensaba que a estas alturas de la historia humana los coches volarían o que quizá existiría el teletransporte. Y sin embargo, con esta gripe que arrastro desde hace mas de dos semanas (¿donde coño están los medicamentos ultracientificos del siglo XXI?), ayer tuve que hacer mas de seis horas y media de coche para regresar de donde me hallaba para celebrar la entrada del Año Nuevo. Como pista, os diré que en lugar de campanadas en un reloj, vi colores subir por una torre o algo por el estilo, la verdad es que no acabé de comprender del todo aquella cosa que salía por la tele. Seguro que mas de uno ya sabe a lo que me refiero.

El caso es que me ha dado por pensar que aunque parece que todo va muy rápido, la cosa no es para tanto. Vale, vale, ya se que tienes iPod y ADSL, pero si llueve te sigues mojando como un capullo y nadie te puede garantizar que lleves los zapatos limpios, no se si me explico.

Tenía una novia que siempre decía que le parecía increible que el hombre hubiese llegado a la Luna y sin embargo, nos siguieramos limpiando el culo con papel. A mi en esa época me hacía mucha gracia la frase (ella lo sabía y la repetía de tanto en tanto), pero ahora me la tomo muy en serio. Tenemos una capacidad casi cósmica de estar lo mas cerca posible de la mierda. En serio, el que lo niegue que vea la tele a cualquier hora.

Me estoy leyendo un libro que se llama Lunar Park y que lo escribe y protagoniza uno que en su día escribió un libro sobre un asesino hediondo y yuppie. La mayoría de la gente se fijó mucho en como mataba el asesino y lo escabroso de los detalles del libro, pero a mi me daba mas miedo el por qué que el cómo. Eso me ha venido pasando durante toda mi existencia, siempre me han dado mas miedo los por qués. El cómo no es mas que una cuestión de estilo una vez que encuentras un por qué.

El caso es que de Lunar Park (que se supone que es de miedo) no tengo miedo, porque el señor que lo escribe es tan maaalo y taaaaan nihilista que no da ni risa. Quizá solo puede aterrar a los curas esos que se manifiestan cada 15 días por Colón (la plaza, no el descubridor) en contra de todas las familias que no sean de derechas (creo que ellos dicen cristianas, pero es que viene a ser lo mismo). No os dejeis engañar por la Iglesia: Dios existía en el protomundo, pero se pegó un tiro cuando vió la que tenía liada por aquí abajo. De ahí a todo lo demás, un paso.

Asi que al final nos hemos quedado sin coches voladores, pero al menos ha empezado otro año. Lo cual no sirve absolutamente para nada, salvo para tener propositos tipo "dejar de fumar" o "masturbarse menos de tres veces al día". Aún no se muy bien para qué. Si, total, como dice Antonio, la bomba está a punto de caernos encima y nos vamos todos a tomar por culo por la vía rápida.

Pero ahí estamos. Mañana mas. O no.